Envíos a todo el país

¡Que tus días estén llenos de magia!

¡Bienvenidos a nuestro maravilloso Mundo Kombuchero!

La Kombucha es una bebida natural fermentada a partir de té, azúcar y un cultivo simbiótico de bacterias y levaduras llamado SCOBY. Es ideal para sustituir las bebidas artificiales y azucaradas, ya que es elaborada de manera artesanal, con ingredientes 100% naturales, sin agroquímicos, y lo mejor de todo es que tiene muchísimos beneficios para tu cuerpo.

¿Qué es Bravía Kombucha ?

Bravía Kombucha es una bebida que hace bien de verdad. Como ya les contamos antes, está fermentada a base de té 100% natural, libre de agroquímicos, es levemente efervescente y muy refrescante. Su proceso es totalmente artesanal, la elección de la materia prima se hace siempre priorizando la calidad, la salud y el cuidado del medio ambiente. Buscamos elaborar un producto premium desde donde se lo mire. Además, tenemos algunos ingredientes secretos: mucho amor, compromiso, profesionalismo y lindos valores.

 

Estamos convencidas de que este es el camino para ver el cambio que queremos ver en el mundo, y nos encanta producir una bebida que primero elegimos consumir nosotras durante tantos años.

 

Sentirse bien y disfrutar de sabores reales, es un camino de ida.

¡Aquí te presentamos nuestras 2 líneas!

Ambas tienen el mismo proceso de fermentación y beneficios. Se diferencian en que Live es una línea más frutal y Bravía combina frutas + hierbas en casi todos sus sabores.

 

¿Ya tenés una preferida? ¡A nosotras nos encantan ambas!

¡Los invitamos a que lean la sección de Preguntas Frecuentes para más info;
y la parte de Quiénes Somos si les gustaría conocer nuestro increíble Equipo y cómo empezó todo!

Preguntas Frecuentes

¿Cómo se produce?

Está fermentada a partir de un té dulce y un cultivo simbiótico de bacterias benéficas y levaduras llamado SCOBY. Ambos trabajan en conjunto para obtener un producto de sabor característico un tanto ácido y que le aporta a nuestro cuerpo, grandes beneficios.

Es una bebida milenaria que se conoce como el té de la eterna juventud. Su principal aporte es ayudar al cuerpo a mantener su balance natural a través del equilibrio en la MICROBIOTA y el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. 

Además, aporta propiedades probióticas, tiene antioxidantes, alivia la digestión, desintoxica el hígado y la sangre, es una gran fuente de glucosaminas que ayudan a aliviar dolor e inflamación. Como todo alimento fermentado, sus enzimas y bacterias buenas ayudan a mejorar la flora intestinal, colaborando la absorción de nutrientes y eliminación de toxinas.

¿Cúanta Bravía Kombucha puedo tomar?

La idea es que te animes a ir reemplazando las bebidas artificiales con químicos y conservantes, por bebidas 100% naturales, ricas y súper benéficas para tu organismo: que sean verdaderamente SÚPER ALIMENTOS. Y que el cambio en tu estilo de vida acompañe el resto de tus hábitos, para que podamos entre todos, vivir cada día con más consciencia y cuidados, con el fin de disfrutar con todos los sentidos, lo que la naturaleza nos brinda.

Es una bebida que se toma bien fría. Es fundamental guardarla en la heladera para detener el proceso de fermentación y evitar que tome un sabor más ácido. En el fondo de las botellas, pueden aparecer sedimentos, que son las levaduras y la pulpa de fruta que quedan luego del proceso de fermentación. Si bien la filtramos antes de embotellar, las partículas más pequeñas pueden pasar o volver a formarse.

Podés servir la Kombucha con cuidado y descartar el fondo, o bien darle una vuelta a la botella para mezclarla y tomarla. Lo más importante es no agitar las botellas y abrirlas con cuidado. Se puede tomar con o sin hielo, y si al principio a alguien le parece un poco fuerte su sabor, puede probar con algunos hielos/frutas/agua para diluirla un poco. Podes tomar la cantidad que tu cuerpo te pida y desee. No hay una cantidad mínima ni máxima.

Es ideal crear el hábito y recomendamos comenzar con un vaso por día para acostumbrar al organismo. Luego ir aumentando o mantenerse en la cantidad que a cada uno le sienta mejor. En lo personal y por si les sirve nuestra experiencia, hay días en los que tomamos un vaso y nos sentimos a gusto, y hay días en los que nuestro cuerpo nos pide más y se nos antoja tomar un litro por ejemplo. Es importante que tanto con esta bebida como con cualquier alimento, aprendas a escuchar siempre a tu organismo. Él es sabio y va a poder indicarte cuánto deseas tomar.

Al principio, si tu paladar está muy acostumbrado a ingerir alimentos dulces (como es habitual en muchos casos en estos tiempos), puede parecerte un tanto ácida. Pero si te das la oportunidad, no tenemos dudas te encantará luego de algunas pruebas más! Incluso estarás ayudando a que tu paladar deje de elegir constantemente alimentos dulces, lo que está BUENÍSIMO para vos, tu cuerpo, tu microbiota -tu segundo cerebro- y todas tus células.

¿Qué tipo de té y hierbas usamos?

En nuestra Kombuchería, seleccionamos tés y hierbas producidos en el norte y el sur de Argentina, siempre libres de agroquímicos. El té rojo, el té verde, el hibisco y la menta, vienen de Misiones. La rosa mosqueta, la lavanda, los pétalos de rosa y la manzanilla, de la Patagonia. Y el romero de nuestro jardín, en Mar del Plata. ¡Por supuesto que las frutas, siempre totalmente naturales también!

¿Cuando debemos tomar Bravía Kombucha?

Dado que cualquier momento es bueno para ser felíz, podés tomar Bravía cuando tengas ganas.¡Es perfecta para cualquier momento del día!
Podés tomar tu Kombucha en ayunas o con el desayuno para llenarte de energía. A media mañana, como si fuera una colación saludable, que te llena pero aún así podés sentirte súper liviano. Podés hacerlo acompañando a tus comidas, ya que es una alternativa vanguardista, y súper deli que combina genial con cualquier plato. O podés elegir tomarla después de una comida abundante, para tener una mejor digestión. Esto es increíble, se siente muy muy bien.   Una Bravía luego de entrenar ayuda a tu recuperación y llenará tu cuerpo de vitaminas e hidratación. En un jardín, a media tarde con amigos, ¿Se te había ocurrido? Servirla en copa y brindar de una forma especial. Nos encanta fomentar hábitos divertidos y que generen bienestar durante y después de hacerlo.

¿Los niños pueden tomar Bravía?

Claro que sí! Tenemos una gran comunidad de niños que toman Bravía. Los ayuda a mejorar su tránsito intestinal, su digestión y reforzar su sistema inmune. Además es una gran opción natural y beneficiosa para reemplazar las bebidas artificiales. Ante cualquier duda sobre casos de patologías puntuales, siempre recomendamos consultar con sus médicos.

¿Pueden tomar Kombucha mujeres lactantes o embarazadas?

Hay muchas mujeres que consumen Bravía Kombucha durante su embarazo o período de lactancia de sus hijos ¡Rochi, una de nuestras fundadoras, por supuesto que incluída! Y siempre le fue muy bien esto. Nuestra recomendación es que consulten siempre con sus médicos, que es quienes mejor podrán aconsejarles al respecto.

Aquí te dejamos algunos datos para que puedas decidir bien si elegís tomarla o no. Elaboramos Bravía a partir de los siguientes ingredientes iniciales: agua purificada, té verde y té rojo sin agroquímicos, azúcar orgánica metabolizada casi en su totalidad durante el proceso, Scoby (simbiosis de bacterias y levaduras) y frutas sin agroquímicos.

Al final del proceso, la cantidad de azúcar se reduce a un 2-3 % y tiene trazas muy finitas de alcohol como resultado de la fermentación natural.

¿Qué hay con el alcohol propio de toda fermentación?

La Kombucha que se produce de forma artesanal, como todo alimento fermentado contiene alcohol, en nuestro caso en cantidades casi imperceptibles (menos de 0.5%). Estos bajos niveles de alcohol hacen que sus elementos beneficiosos se absorban mejor por el cuerpo y se le atribuyen propiedades antisépticas, desestresantes y, además, actúa como un conservante natural para la Kombucha.
No se considera una bebida alcohólica, ya que el porcentaje de alcohol que contiene está muy por debajo a lo que establece la ley. Definitivamente, no podrías emborracharte tomando Kombucha por más botellitas o latas que tomaras.

¿Bravía Kombucha tiene azúcar?

Particularmente nuestra Kombucha tiene un porcentaje muy pequeño de azúcar (siempre orgánica). No es posible hacer esta bebida sin ella, ya que el azúcar y el té son el alimento del SCOBY. El azúcar por su parte, es metabolizada durante el proceso de fermentación, sintetizándose y transformándose, dando lugar a un producto rico en microorganismos que benefician nuestra microbiota. El contenido de azúcar en nuestra Kombucha, es de menos de 3 gramos en un vaso de 100 ml (un vaso de gaseosa tiene 27 gramos apróx, y uno de jugo de naranja 24 gramos). Bravía Kombucha es una bebida de muy bajas calorías. Puntualmente nosotras, apuntamos a lograr una Kombucha con 0% de azúcar final.

¿Están pasteurizadas?

Ninguna de nuestras 2 líneas está pasteurizada, ya que si lo hiciéramos estaríamos matando a las bacterias benéficas presentes en la bebida, y éste es el principal motivo por el cuál la Kombucha es tan buena para nuestro organismo.

¿Bravía Kombucha tiene probióticos?

Cuando hablamos de que Bravía tiene efecto probiótico, significa que la Kombucha es un organismo vivo que posee millones de bacterias buenas que se alojan en nuestro intestino y colaboran directamente con nuestra digestión. Equilibran la flora intestinal y refuerza nuestro sistema inmunológico. Además es una bebida con poder antioxidante, desintoxicante que ayuda a eliminar toxinas e impurezas de todo nuestro organismo y SÚPER IMPORTANTE: a reducir la inflamación.

¿Dónde debo guardar mi Bravía Kombucha?

Siempre, siempre, pero siempre en tu heladera. Al ser una bebida fermentada y un organismo vivo sin pasteurizar, el calor provoca que la Kombucha continúe su proceso de fermentación y su sabor se va a ver alterado y un tanto avinagrado para nuestro paladar.

¿Bravía Kombucha tiene vencimiento?

Si, como la mayoría de los alimentos, tiene fecha de vencimiento. Su vencimiento viene impreso en la etiqueta, y es de 4 meses desde que se embotella. Una vez abierta recomendamos consumirla antes de los 7 días. Sobre todo para que no pierda todas sus burbujitas. Si pasa más de 7 días abierta no te preocupes, sus beneficios no se van a ver alterados.

¿Cuál es su origen?

Hay varias versiones en cuanto al origen de la Kombucha, la más conocida dice que en el año 400 aproximadamente había un médico coreano llamado Kombu, que era tan famoso que en el año 415 el emperador japonés Inkio, mortalmente enfermo, lo llamó buscando su ayuda. El médico llegó a Japón con el «té de Kombu» y salvó la vida del emperador. Según esta versión, Kombucha provendría del nombre del doctor Kombu. Los chinos apreciaban al scoby por su propiedad de equilibrar el chi, la energía vital, y mejorar la digestión.
Sin embargo, no se ha podido confirmar esta versión y hay otras que insinúan su origen en lugares como China, Tíbet o Rusia, y adjudican su nombre a la unión de Alga (Kombu) + Té (Cha).

¿Cómo se produce la magia?

En el siguiente párrafo vamos a citar a nuestros amigos y colegas de Maldonado, Uruguay, que además de hacer una súper deli Kombucha (Bendita Kombucha), la tienen clarísima en cuanto a tecnicidades.

“La simbiosis entre bacterias y levaduras funciona así: el primer paso le corresponde a las levaduras que rompen las moléculas del azúcar para acceder a la glucosa. Su combinación con el oxígeno se conoce como respiración y genera dióxido de carbono, agua y alcohol.

A medida que van rompiendo el azúcar, las bacterias hacen lo suyo y utilizan la glucosa para generar una nueva capa de SCOBY y cubrir completamente la superficie para que las levaduras puedan pasar al proceso de fermentación, ya libre de oxígeno. Acá se producen dióxido de carbono (las burbujas) y etanol que las bacterias usan para generar los ácidos beneficiosos característicos de la Kombucha”.

La primera fermentación la hacemos en ollas de acero inoxidable y la segunda, en la que agregamos los sabores, la hacemos en fermentadores, también de acero inoxidable alimenticio.

¿Cuáles son sus ingredientes?

Agua purificada, té verde y rojo libres de agroquímicos, cultivo de kombucha, azúcar orgánica que es metabolizada en el proceso de fermentación, jugos naturales de frutas prensados en frío libres de agroquímicos, y nuestro ingrediente principal mucho amor!

¿Cuáles son sus beneficios?

Al incorporar bacterias buenas (microorganismos) con la Kombucha, se eliminan las toxinas y bacterias no benéficas alojadas en nuestra microbiota (presente en todas las células y organismo), previniendo así un gran número de enfermedades a corto y largo plazo. Sus enzimas y bacterias buenas ayudan a mejorar la flora intestinal que genera así una mejora en el sistema inmune y ayuda con la absorción de nutrientes.

  • 100% Natural
  • Regula la flora intestinal.
  • Equilibra la MICROBIOTA.
  • Energizante y revitalizante natural.
  • Fortalece en Sistema Inmunológico.
  • Antioxidante/antibacterial
    (gracias al ácido acético).
  • Mejora los niveles de colesterol.
  • Previene infecciones intestinales
    (protege paredes).
  • Reduce el estrés y el estreñimiento.
  • Mejora el funcionamiento del hígado.
  • Acelera el metabolismo.
  • Genera efecto probiótico y DÉTOX.
  • Mejora el aspecto de la piel y el cabello.
  • Posee aminoácidos formadores de
    proteínas.
  • Ayuda con la regeneración celular.
  • Combate la gastritis y mejora la digestión.
  • Aporta Vitamina B1, B6, B12 y C.

¿Dónde puedo aprender más sobre la Kombucha y en qué bibliografía nos basamos?

A continuación les dejamos algunos artículos y libros interesantes para que puedan informarse un poco más acerca de esta BEBIDA llena de MAGIA y beneficios.

Muy completo Trabajo de Investigación sobre el Té de Kombucha y sus beneficios al sistema digestivo – por Alfredo Rubio Delgado  

Crum, H. and LaGory, A. (2019). El Gran libro de la Kombucha. 1st ed. Valldemosa (Illes Balears): Diente de león, (2019)
Rasu Jayabalan, Subbaiya Marimuthu, Krishnaswami Swaminathan, “Changes in content of organic acids and tea polyphenols during kombucha tea fermentation”, Food Chemistry, 102, nº1 (2007)

Ilmara Vina, Pavels Semjonovs, Raimonds Linde y Arturs Patetko, “Glucuronic acid containing fermented functional beverages produced by natural yeasts and bacteria associations”, International Journal of Research and Reviews in Applied Sciences, 14 nº1 (2013)

Nafiseh Yavari, Mahnaz Mazaheri Assado, Mohammad Bamani Moghadam y Kambiz Larijani, “Optimizing glucuronic and production using tea fungus on grape juice by response surface methodology”, Australian Journal of Basic and Applied Sciences, 5, nº11 (2011)

Nafiseh Yavari, Mahnaz Mazaheri Assadi, Kambiz Larijani y M.B. Moghadam, “Response surface methodology for optimization of glucuronic acid production using kombucha layer on sour cherry juice” Australian Journal of Basic and Applied Sciences, 4, nº8 (2010)